Mi corazón y mi alma reflejados en un espejo.
lunes, enero 10, 2011
Primer día de trabajo



Hoy ha sido mi primer día de trabajo después de diecinueve días de vacaciones. ¿Qué puedo decir de este día? Pues sinceramente, y lo que me sale del corazón….pfffrrrrfgfffffff.

Cansada, anoche no dormí prácticamente nada pues estuve con taquicarias. Aburrida de volver a la misma rutina. Agotada de ver las mismas caras.

Sí, tiene cosas buenas el volver, lo se. Se agradece que ciertas personas te digan lo que te han echado de menos. O que personas que han estado fuera de la oficina y se acaban de reincorporar valoren y alaben el trabajo que has realizado todos estos meses, pero también cansa ver de nuevo que hay cosas que no han cambiado, y te sigues encontrando con ciertas personas, las mismas personas llenas de hipocresía y falsedad.

Hoy ha sido un día raro para mí. Tenía que cumplir una misión personal un tanto especial. Hoy tenía deberes que hacer. Gracias a ellos me he dado cuenta de que, a pesar de los falsos rumores, acusaciones e injustas injurias que sufrí a principios del año pasado, todo ha vuelto a su cauce. Me he dado cuenta que la gente me aprecia, y que, si les pido un favor, se muestran abiertos a mi. Me valoran, y me responden con gratitud. Tengo que agradecer que me atiendan con una sonrisa, y con un: te respeto y te aprecio demasiado, y por ti haré todo lo que buenamente esté en mi mano. Tengo que agradecer, que todas aquellas mentiras que se vertieron sobre mi no han sido tomadas en cuenta, y la gente, la gente no es tonta, y sabe reconocer la realidad.
He llegado agotada, por que últimamente tengo muchas cosas en las que pensar. Cosas a las cuales me gustaría encontrar la solución inmediata y remediar cuanto antes. Quisiera imaginar que tuviera el poder de dominar el tiempo y darle vueltas a las manillas del reloj y poder cambiar el pasado. A desear tener el poder de la adivinación y saber que va a ocurrir en el futuro. Poseer el arte de leer la mente y saber lo que está pensando. Quisiera ser dueña del libro donde se dieran respuestas a todas mis dudas. Y todos estos anhelos, unidos y entrelazados en la red de mis pensamientos, os aseguro que agotan.
 
posted by RosaAmarilla at 8:40 p. m. | Permalink |


1 Comments:


  • At 10:44 p. m., Blogger Jean Bedel

    Como te comprendo. A ver si un día nos tocan los Euromillones y nos olvidamos de estas asfixias y tensiones del currele y otras hierbas. Salud!