Mi corazón y mi alma reflejados en un espejo.
lunes, enero 26, 2009
Primera mala noticia del año
Llevaban mas de ocho años casados, y deseaban tener un bebe. Muchos intentos, muchos sufrimientos, muchos sacrificios, muchos disgustos. Año tras año la misma rutina, los mismos médicos, las mismas hormonas, los mismos tratamientos. No lo conseguían, y la frustración invadía sus almas.


Hace no mas de una semana me dieron la buena noticia. Por fin iba a ser tía de nuevo, por fin, la pequeña princesita de la familia iba a tener un primito o una primita. Mi cuñada se había quedo embarazada.



Todo iba de mil maravillas, respondió perfectamente al tratamiento y el test de embarazo dio positivo por dos veces. De nuevo se les veía sonreir y tener esperanzas. Algo que parecía imposible al final se iba a cumplir.



El sábado pasado estuvimos comiendo todos juntos, mis dos hermanos, mis cuñadas, mi sobrinilla de la que os hablé hace un par de días, y mi madre. Estuvimos celebrando la buena nueva. Comimos juntos, disfrutamos con la enana, bromeamos con los nombres que le iban a poner al bebe, o a los bebes, que ya sabemos lo que puede pasar cuando es por inseminación artificial. Me quejaba de ser la única tía soltera, que me iban a arruinar a este paso, que además de soltera soy muy niñera, y si son de mi sangre más todavía. Nos despedimos alegres, pensando en que el día cinco, que era su primera ecografía, nos enviarían, como todo padre primerizo hace, la ecografía por e-mail a toda la familia, amigos y demás allegados.



Esta tarde me han llamado al movil, muy raro me ha parecido que no me hayan llamado a casa. Ella estaba muy seria, algo había pasado. Me pregunta si está mi madre conmigo, y me piden que, como si lo estaba, me fuera al teléfono de uno de los cuartos y llamara a casa de su suegra.



Ha sufrido un aborto. El sábado por la noche empezó a sangrar mucho. No era normal. Fueron a urgencias, y le tuvieron que dar la peor noticia que ella quería escuchar. Había sufrido un aborto.



Todos los médicos le han dicho que iban muy bien, y que es una posibilidad que tenemos todas las mujeres que nos quedamos embarazada, aunque sea por medios naturales. Que por mala suerte, le ha tocado a ella. Le han dado esperanzas, después de tres ciclos pueden empezar de nuevo con el tratamiento y volver a intentarlo. Para lo que es ella la he notado muy entera, pero el mazazo para toda la familia ha sido de órdago.



Todos nos habíamos hecho ya las ilusiones de tener a uno o dos enanos más correteando por la casa. Pero bueno, esperemos que la próxima sea la buena. Nunca se debe perder la esperanza.

 
posted by RosaAmarilla at 8:44 p. m. | Permalink | 6 Tu reflejo
domingo, enero 25, 2009
Mi frase del día

En muchas ocasiones el silencio es la mejor opinión.

Etiquetas: , ,

 
posted by RosaAmarilla at 11:04 p. m. | Permalink | 2 Tu reflejo
miércoles, enero 21, 2009
Tan dulce como ella

Al salir del trabajo acudí a la llamada de mi hermano. Estaba con su hija y mi madre tomándose algo en una cafetería cercana a mi casa.
Muchas tardes, por no decir casi todas, intento hacer un huequito en mi agenda para ver a la niña. Soy su madrina, y la adoro. En su momento cuando nació ya os la presenté.
Llegué al lugar, y a través del cristal vi a mi madre sentada en una mesa, y mi hermano corriendo detrás de la niña que estaba revoloteando por allí. Es tremendamente inquieta. No para.
Abro la puerta de la cafetería, no se dio cuenta de que había entrado. Miro hacia ella, mi hermano me guiña un ojo y le dice: "corre, mira a ver quien viene". Y al darse la vuelta, y verme sin esperarlo, se puso a dar saltitos de alegría y vino corriendo hacia mí gritando: ¡¡Dosamadilla!!. Mi pequeña lengua de trapo, con 19 meses y no para ya de hablar.
Todos los días que me ve me recibe con la misma alegría. Viene corriendo gritando mi nombre y se abraza a mis piernas diciendo: upi, dosaamadilla, upi. Yo la cojo en brazos, me abraza el cuello, y me da un besote gordote, tan grande como puede hacerlo.
Todos los días que me ve me emociona su reacción, pero hoy no se por que, lo ha hecho de una manera tan dulce, tan tierna, que me ha llegado muy profundo. Hoy me he sentido mas unida a ella, hoy la he sentido mas dentro de mi corazón que ningún otro dia, hoy he notado como su pequeño aliento rozaba mi cuello y sus manitas se agarraban a mi abrigo cuando me abrazaba. Hoy ha sido un abrazo especial, un beso precioso.
La quiero, es mi sobrina, y la adoro. Será por que es la única, será por que es la primera, no se por que será, pero es mi pasión.
Hoy puedo decir y afirmar que no hay cosa mas bonita que el beso dulce e inocente de un niño.
 
posted by RosaAmarilla at 9:45 p. m. | Permalink | 4 Tu reflejo
lunes, enero 19, 2009
Y por fin los resultados.


Hoy era un día bastante temido para mi. Después de un año y algunas que otras molestias, volvía de nuevo a revisión médica. Miedo, tenía mucho miedo de lo que me podía decir el doctor. "RosaAmarilla, la próxima vez que tenga que operarte, quiero que sepas que te tendré que vaciar", fue lo último que me dijo el año pasado.





Llevaba desde el 13 de diciembre con bastantes molestias, con trastornos menstruales (y no me creo a las del anuncio cuando dicen que son felices en esos días). Todo esto, que me tocaba la revisión, y por ciertas circunstancias de la vida tuve que ir retrasando la cita, me estaba emparanoiando cada día más, pensando cosas que no debía de pensar, y haciéndo cábalas de calamidades que no tenía que haber pensado.





Análisis de sangre y ecografías mamarias encima del asiento del copiloto, la música de la radio a tope para no dejarme pensar, y carretera por recorrer hasta el centro médico. Son 30 kilómetros hasta llegar a él, que se me estaban haciendo 200. Sí, lo se, está lejos, pero es mi médico de confianza, el que ya me ha operado dos veces, el que tiene mi historial, y el que sólamente con mirarme a la cara, sabe lo que me está pasando.

Aparco el coche, los pies cada vez me pesaban más. Ya estoy cerca, la noticia me la van a dar pronto. No puede ser, este año me juré que iba a ir bien, y esto no me lo puede estropear.

Llego a la clínica: "Hola RosaAmarilla, ¿qué tal te encuentras, mejor? Vaya fastidio que el otro día con la nieve cortaran la carretera y no pudieras venir, menos mal que te encontramos un huequito hoy para poder aplazar la cita sin dilatarlo mucho. Siéntate, solo tienes dos personas delante".

Me llevé unos apuntes para ir estudiando, ya se sabe lo que pasa en las consultas, que sabes cuando tienes cita, pero no cuando te van a atender. Los apuntes... para hacer bulto, por que no los pude ni tocar. Al final me estuve entreteniendo con un par de bebes que llegaron después que yo, un par de gemelos de una semanita, que eran monísimos. Que bonita tiene que ser la maternidad.

Tres cuartos de hora después el doctor pronuncia mi nombre: "RosaAmarilla, pasa a consulta".

¿Habeis sentido alguna vez la sensación esa de estar delante de un túnel larguísimo y que al fondo, muy al fondo hay una pequeña luz a la que tienes que llegar y nunca lo consigues? Pues eso me ha pasado a mi, miraba la puerta de la consulta al final del pasillo y la veía cada vez mas lejos. "Glups, traga saliva RosaAmarilla, con fuerzas y al toro".

"Hola RosaAmarilla, ¿te tocó la nevada, eh?"
"Si, desafortunadamente no pude venir".

"Bueno, no te preocupes, desnúdate de cintura para abajo, y ponte en la camilla. "

Creo que alguna vez escribí la postura ridícula que una mujer puede llegar a adoptar en el potro del ginecólogo. Rebuscad, rebuscad en el blog, y si no lo encontrais, pedídmelo e intento volver a plasmarlo.

Pues a lo que íbamos, después de hacerme la ecografía de rigor, de hacerme la citología, de ver mis mamografías y los análisis, su comentario fue:

"Hace años te dije RosaAmarilla que no quería volver a operarte... y sigo manteniendo la misma opinión, por ahora no tocamos nada, pero prométeme que vas a seguir cuidándote. No quiero volverte a ver hasta dentro de un año".

Resultado, un discreto estado de mastopatía fibroquística, y un endometrioma izquierdo de 25 x 13 mm. Por ahora se quedan conmigo, dentro de mi, y si no dan mucha guerra espero que sea por años, que eso querrá decir que no han ido a peor. Yo le he prometido que voy a seguir cuidándome, con mi tratamiento hormonal, mis dietas, y mis pautas. Y ¡qué coño, a vivir la vida, que son dos días y hay que disfrutarlos!.

No olvideis ser felices.







 
posted by RosaAmarilla at 10:27 p. m. | Permalink | 2 Tu reflejo
miércoles, enero 14, 2009
Podría comenzar...

¿Cómo volver a empezar a escribir después de tanto tiempo? Podría comenzar, ya que estamos a principios de año, con los nuevos propósitos, con las nuevas promesas, con los nuevos objetivos para el 2009.

Podría comenzar haciendo un resumen del nefasto y felizmente pasado 2008, realizando un listado de todas aquellas cosas malas que me han pasado, acontecido alrededor de mi.

Podría escribir sobre todas aquellas cosas que no quiero que vuelvan a sucederme y hablando sobre la protección que debería tomar para que esto no vuelva a pasar.

Podría comenzar… pero no voy a comenzar de ninguna de estas maneras, no lo voy a hacer. Este año comencé con las ideas más claras, más concisas, la mente más despierta y abierta. Comencé con un “¡a tomar por culo el 2008!”.

El 2009 va a ser mucho mejor, me importa un pimiento las inclemencias que traiga, por que, a no ser que algo gordo, muy gordo suceda, aquí, la que escribe pretende sonreír todos los días un poco, reír unos minutos por costumbre y cantar mientras me lavo los dientes al irme a dormir todas las noches. Ser negativa no te lleva a nada, ser positiva te abre todo un mundo de esperanzas, ideas e ilusiones.

Como bien dijo Séneca “una parte importante de la curación consiste en querer ser curado”. Como diría yo ahora, y plagiando a Séneca: “Una parte de la felicidad consiste en querer ser feliz”
 
posted by RosaAmarilla at 10:56 p. m. | Permalink | 4 Tu reflejo