Mi corazón y mi alma reflejados en un espejo.
jueves, mayo 31, 2007
Fin de semana bajo las sábanas

Mañana viernes me voy a mi casa en Ávila. Saldré a primera hora de la mañana, demasiado pronto para lo que acostumbro yo a madrugar en los días que libro. Mañana me voy al chalet pero... ejem ejem, no voy sola.

Tres días de reclusión en la casa, sin teléfono, televisión ni nada que nos moleste. ¡¡Por fin después de dos años me he dado cuenta que el sexo opuesto no es solo una persona, y que yo también atraigo sexualmente al bando contrario!!.

Me voy a disfrutar de mi, de mi cuerpo, de mis sentidos. Hace unos días inauguré mi casa haciendo una barbacoa para mis amigos. Ahora toca inaugurar mi querida habitación, mi cama, mi bañera, mi... mi nueva vida.

Tres días para perderme en un bosque de sentidos y sensaciones donde seamos solamente molestados por la necesidad de tomar un tente en pie para recobrar fuerzas.

Chicos, os dejo unos días, pero tranquilos, que volveré, volveré a daros caña de España. Ahh, y eso sí, aunque vaya en compañía, la menda hará un pequeño break y con la excusa de ir a comprar unos bollitos para el desayuno, se pasará a ver al frutero, que no se pueden perder estas oportunidades. :p

Besotes gordotes a todos.
 
posted by RosaAmarilla at 6:09 a. m. | Permalink | 10 Tu reflejo
miércoles, mayo 30, 2007
Viajando con ilusiones

Hoy en la oficina mi mente ha empezado a volar. No había exceso de trabajo y me he permitido el lujo de desconectar unos minutos. He mirado una foto de una postal que un compañero tiene puesta en su puesto y el recuerdo de alguno de mis viajes ha venido a mi cabeza.
En este caso ha sido la bella Italia.
El impresionante Milán con su gran Duomo que parece de oro cuando le refleja la luz de la tarde en sus piedras. Las compras por la galería Vittorio Emmanuel, o tomar pizza en la mejor pizzería que jamás he visto en mi vida en frente de la catedral.

La bucólica Venecia con sus canales, sus góndolas. Su romántico puente Rialto. La desafiante Iglesia de Santa María de la Salud dominando el canal. La eterna Plaza de San Marco y el impresionante Palacio Barbarigo. La adorable Basílica de San Marcos.
La florida Florencia, ciudad que me enamoró con sus encantos. Lugar que me transportó en el tiempo cuando paseé por el Puente Vecchio, o me tomé un helado sentada delante de los jardines del río. Aquel café delante del Palacio de Medici, o el descanso bajo la sombra de la Catedral. Ese dulce abrazo delante de Santa María del Fiore. Mirar la estatua de Miguel Ángel y notar como si te saludara. Disfrutar observando la cúpula de Brunelleschi, el Batisterio, el Campanario de Giotto.
Que bonito es soñar, que bonito es recordar aquellos días en los que yo tanto viajaba. Que lindo es volar con la imaginación y la memoria.
 
posted by RosaAmarilla at 4:01 p. m. | Permalink | 9 Tu reflejo
viernes, mayo 25, 2007
Un kilo de manzanas y dos de melocotones

Desde hace años llevo veraneando en el mismo pueblo. Este pequeño pueblecillo donde me acabo de comprar el chalecito en el cual hace unos días, con algunos amigos y blogeros celebré mi barbacoa. Desde siempre he jugado, correteado, reído, comprado, y visitado los bares y tiendas de allí. Desde hace 32 casi 33 años llevo relacionándome con la gente, con los vecinos, con los comerciantes, con todo el mundo. Que vida social mas agradable.

Pues el otro día me levanté pronto y me fui a comprar el pan. Como estaba a dieta, por cierto esta semana han caído 2 kilos 300 gramos, me acerqué a comprar fruta ya que tengo que comer bastante estos días. Entro en la tienda de siempre, una nave grande donde tiene las cajas de frutas puestas en el suelo y una báscula de toda la vida encima de un cajón de madera. Es una nave de ladrillo, de lo más rústica, pero agradable a la vez. Saludo a la gente que allí estaba, mujeres mayores que se conocen y me conocen de toda la vida. Saludo al tendero, este hombre no pasan los años por él, ya debe tener cincuenta y tantos y sigue igual que hace veinte. Empezamos a bromear y a soltar chascarrillos mañaneros. Las mujeres le increpan que no se haya casado, y con risita burlona le dicen seguro que tiene algún hijo por ahí perdido, como los famosos. El me mira y se ríe, y me dice de manera jocosa: "anda que lo que tengo que aguantar por vender un kilo de manzanas".

Seguimos hablando, toca mi turno: "Un kilo de manzanas golden, dame dos de naranjas, cinco limones..." Y al girar para señalar los kiwis, al darme la vuelta, con mi pelo largo y rizado volando en el viento, mis ojos quedan clavados en alguien que en ese momento entraba por la puerta, mi boca queda abierta de asombro y mis ojos desorbitados. ¡¡¡Madre mía que peazo de tío acababa de entrar!!!.

Me quedo embobada, el frutero me pregunta si quiero algo más, no se que contestar, necesitaba lechugas, pero, ¿quién se iba a acordar de ellas teniendo semejante repollo delante? Cuando consigo reaccionar un poco me doy cuenta, ¡pero si es el sobrino del frutero, ese que correteaba por el puesto cuando éramos pequeños. Pero como se puede haber puesto tan bueno, ¿tan fantástico efecto hace la fruta?

Babeo, babeo, y babeo más, el frutero titular me sigue hablando preguntándome si necesito perejil y contándome que vive muy bien soltero, y que le encanta viajar, que se fue hace poco a México y el último viaje fue a Rusia. ¿Y a mi que me importan sus viajes, si lo que más me apetece ahora es pegarle un pedazo de viaje a su sobrino?

Termino la compra y voy a salir del establecimiento. Ambos se despiden de mi. Yo voy volando en una nube.

Me voy a la tienda de mi amiga, madre de mi sobrino postizo, y al saludarla se da cuenta de que algo me ha pasado. Se ríe y me comenta que ciertamente el chico está potente, pero que encima es muy agradable, cariñoso y simpático. Como buena amiga se ofrece a hacer investigaciones variadas y a venderme como buena tendera. Esa misma tarde me comenta que cuando cerraron las tiendas le dijo que una amiga suya le había comentado que está bien buenorro. Bueno, no es una manera muy sutil, pero al menos algo es algo.

Desde el martes que le vi llevo dándole vueltas para ver como me lo puedo ligar. Solo me salen frases del tipo:
* ¿El pepino es de cosecha propia?
* ¿Tienes duro el calabacín?
* ¿Me gustan los melocotones muy dulces, que tal los llevas hoy?
* ¿Puedo tocar la berenjena a ver como está?

No se, no se, no creo que con esto tenga yo muchos adelantos. A ver si me ayudáis.
 
posted by RosaAmarilla at 7:20 a. m. | Permalink | 15 Tu reflejo
martes, mayo 15, 2007
A un tris de...
He estado mucho tiempo ausente, lo se, soy consciente de ello. ¿Cuales son las causas? Sinceramente inapetencia. Había de hecho pensado en cerrar el blog, darle carpetazo definitivamente a esta historia. Por temas laborales, familiares, y sentimentales he ido dejando de escribir, no tenía inspiración. Me sentaba muchas veces delante del ordenador, ponía las manos delante del teclado y me disponía a contar cosas que luego no salían de mi mente, se quedaban atascadas como un tumulto de gente en la hora punta de una estación de metro concurrida.

Anuncié a muchas personas, amigos bloggeros, mi intención de cerrar el blog, ya no me apetecía. No quería seguir escribiendo. El mismo día que hice la barbacoa en casa se lo dije a todos: esto se acababa.

Mi blog comenzó por una mala experiencia sentimental, como forma de desahogo, de expresar y soltar todo aquello que llevaba dentro. Hace unas semanas decidí por fin cortar con todo lo que me mantenía unida a esa antigua relación, decidí cortar de una manera drástica rasgando definitivamente cualquier tipo de contacto que pudiera tener con ella. No me estaba haciendo ningún bien, no me traía nada bueno, no me llevaba a ningún lado. No tengo la culpa de ser la ex de una persona que se está destrozando la vida con su inestabilidad y que por su mala cabeza no va a conseguir la felicidad en la vida. No tengo la culpa de que esa persona a la que yo quería con locura, y en la que yo confiaba, resultara ser en definitiva una persona ruin, mentirosa, y en definitiva mala persona. Sí, me he quitado la venda señoras y señores, por fin me he dado el estacazo padre. Que por cierto, y siento ser burda, vaya hostia me he pegado. Vamos mas que caerme de un guindo, me he caído del pino mas alto del reino. Eso me ha hecho reaccionar y darme cuenta de lo gilipollas que he estado siendo cerrándome las puertas a muchas cosas que podía haber disfrutado hasta ahora. Como os he dicho, no tengo la culpa de que mi ex se esté destrozando la vida, y como no la tengo, tampoco voy a seguir intentando que la arregle para que sea feliz. Sí quiere algo, que engañe a otra, que a mi ya me ha toreado bastante.

Rompí definitivamente el frágil hilo de unión que había entre nosotros, dije adiós, un adiós definitivo a todo lo que tenía que ver con ello. Esa es la razón por la que principalmente quería cerrar el blog, el blog fue un producto de una relación fallida.

Después de mucho pensarlo y poner en la balanza lo bueno y lo malo, me he dado cuenta de que no vale la pena. Un blog no solo es una manera de expresar tus sentimientos, es un medio de socializar con personas que no conoces, relacionarte virtual y personalmente. Conocer nuevos mundos y descubrir que más allá de unos teclados hay otras vidas y otras personas interesantes. Gracias al blog he conseguido grandes y muy buenos amigos, gente cercana con la que hay gran confianza, a la que ya me une una buena amistad, y gente a kilómetros, que, a pesar de no poder vernos, quedar a cenar, a tomar un café, una cañita, se que siempre están ahí cuando necesito una palabrita de ánimo o una llamada de cariño.

Por eso y por todo ello, que le den a mi ex y aquí sigo con vosotros, que valéis muchísimo más que el, infinitamente más que él.
Lo único que os pido es que tengáis un poco de paciencia, por que como os he dicho por temas de salud, trabajo y familiares, últimamente ando un poco pillada de tiempo. No os olvido y sigo aquí, además que tengo pendientes cuatro cosillas graciosas que contaros, primero la barbacoa de inauguración de mi villa Rosa Amarilla con mis amigos bloggeros y no bloggeros, y segundo, la experiencia más surrealista que me ha podido pasar en la vida en la primera cita con un chico.

Un besote gordote a todos
 
posted by RosaAmarilla at 7:11 a. m. | Permalink | 23 Tu reflejo